BURNING MAN: EL FESTIVAL MAS SALVAJE

Mas de 70,000 personas han asistido hasta el 4 de Septiembre al festival de Burning Man en Black Rock City en el desierto de Nevada . El festival se acerca cada vez mas a los números de Art Basel (más de 100,00 personas en la última edición.) Los promotores del festival lo describen como “un experimento en una comunidad de autoexpresión y autosuficiencia radical”. Personalmente, muy a mi pesar, todavía no he asistido pero algunas de las descripciones que he odio incluyen: ¨Es una forma de expresión y liberación interna brutal, te cambia la vida ¨Es lo más divertido y libre que he hecho jamás¨, Es meterte en una instalación de arte de principio a fin¨. Si bien es verdad es que Burning Man se esta convirtiendo en un centro de creación artística.

El festival nació en 1968 en las cercanías de San Francisco, donde originalmente varios amigos se reunieron para celebrar el solsticio de verano quemando una figura de un hombre de más de dos metros de altura. En sus inicios, “aquella cosa del desierto”, tal y como acostumbran a llamar al festival los autodenominados “burners”, tenía unas ciertas tendencias filosóficas y artísticas contraculturales. Actualmente se ha convertido en una organización que requiere un equipamiento especial para subsistir en el desierto mas de una semana, donde funciona la economía del trueque en una convivencia armoniosa con responsabilidad cívica, donde el día a día es una suma total de las variadas actividades de sus participantes y en cuya finalización no se puede dejar rastro ecológico ni huella. Actualmente ha alcanzado tal popularidad que los organizadores se han visto obligados a trasladarlo al amplio desierto de Nevada, donde se crea la efímera ciudad de Black Rock City. El festival es cada día más popular, para acceder uno tiene que pagar alrededor de 400 USD. Allí podrán encontrarse con ricos, pobres, artistas, financieros, y famosas figuras como la supermodelo y actriz Cara Delenvigne, la cantante Katy Perry o la “empresaria” Paris Hilton.

Continua Leyendo en: https://okdiario.com/cultura/2017/09/08/burning-man-festival-mas-salvaje-1305589?utm_source=sharebuttons?utm_medium=mail

LO QUE ART BASEL HA DEJADO

La feria de Arte Moderno y Contemporáneo, Art Basel acaba de celebrar su cuadragésima octava edición. Este año, la feria ha tenido una de las valoraciones más positivas de su historia. Las razones son varias: el gran volumen de ventas, la presentación por parte de relevante galerías de obras de importancia histórica y calidad de museo, mas de 4,000 artistas representados y mas de 100,000 visitantes en una semana.

En la feria tenemos datos curiosos como los 116 Jet privados que llegaron a Basel el martes, frente a los 98 que llegaron en el 2016 en toda la semana. O los 3.4,00,000,000 que fue contabilizado como el valor del seguro total de las obras de arte que se exhibieron.

Lo cierto es que esta edición realmente se puede calificar como un éxito rotundo, puesto que antes de que el preview del primer día hubiese terminado, alguno de los dealers que asistieron en nombre de sus clientes ya habían hecho compras y ventas por valor de algunas decenas de millones de dólares, cifras que otras ferias del mismo tipo solo sueñan con alcanzar. Las obras importantes, se compran en su gran mayoría el primer o segundo día. Dealers que se mueven en nombre de alguno de los coleccionistas con más poderío dentro del mundo del arte, procedentes de Estados Unidos, Europa Occidental y cada vez con más frecuencia, fuerza e influencia, de Asia, concretamente de China.