ENTREVISTA A EDUARDO CONSTANTINI

Eduardo Constantini es un empresario argentino enfocado en el mercado inmobiliario y financiero. Además del fundador y presidente del museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) El pasado Febrero fue uno de los coleccionistas Latinos premiados por la fundación Arco. Su colección de arte latinoamericano es de las mejores del mundo. Entre sus últimas adquisiciones se encuentra “El Baile de Tehuantepec” de Diego Rivera adquirida por 15,7 millones de dólares.

 

¿Cómo empieza tu interés en el arte y cuáles son tus premisas para seleccionar obra?

Mi interés por el arte comienza cuando yo tenía mis 20 monedas y veinte y poquitos años. Entre en una galería de arte, vi una obra y a partir de ahí empezó mi interés. Esa obra no la pude comprar porque no me alcanzaba el dinero, pero compre otras obras que me podía permitir y a partir de ahí nunca más deje el arte. Al principio esporádicamente y después ya se hizo una rutina en mi vida.

Yo colecciono básicamente arte latinoamericano. Ese es mi foco en la colección. En el año 2001 funde Malba (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires) de manera que mi mirada es una mirada histórica. Por un lado, la colección arranca con el modernismo Latinoamericano y lo que intento es comprar las mejores obras de los artistas más representativos latinoamericanos. El fuerte de la colección es el periodo moderno, pero luego abre al periodo contemporáneo, post contemporáneo, y por supuesto que cuanto más nos acercamos al presente, se diversifica más el abanico de artistas por lo que también es más difícil comprar y de ahí la selección será validada por el tiempo. Siempre las piezas tienen que ser piezas que, a mi criterio, aunque también soy asesorado sean piezas de museo.

 

Continuar leyendo en…

https://okdiario.com/cultura/2017/05/26/eduardo-constantini-empece-coleccionar-arte-20-monedas-bolsillo-1025584?utm_source=sharebuttons&utm_medium=mashshare&utm_campaign=mashshare

¿POR QUE SIMCHOWITZ ESTA DANDO TANTO QUE HABLAR EN EL MUNDO DEL ARTE?

Stefan Simchowitz nació en Sudáfrica pero reside entre Los Angeles y Nueva York. A sus espaldas, cuenta con una carrera como productor de 15 películas y cortos, incluyendo ‘Requiem for a dream’ y ‘The House of Yes’. También dirigió a grandes fotógrafos como David Lachapelle o Terry Richardson y fue el socio fundador de la empresa distribuidora de fotos Media Vast, la cual fue adquirida por Getty Images. Hoy en día, Simchowitz es coleccionista, conservador y asesor de arte. Todo en uno. Gran voz en los medios de comunicación sociales como Facebook e Instagram, los cuales utiliza como herramienta de ventas, Simchowitz es un importante descubridor de artistas jóvenes y conocedor de artistas que ya gestiona. Algunos de su lista son Marc Horowitz, Lucien Smith, Petra Cortright, Oscar Murillo, Kour Pour y Sterling Rubi, todos ellos grandes promesas del arte actual.
Simchowitz es un blanco deseado entre los críticos y directivos del mundo del arte. Le acusan de promover a artistas jóvenes para triplicar sus precios en un corto periodo de tiempo, vendiendo a su red de clientela rica, que confía en su gusto de una forma implícita. No obstante, ¿no es esto lo que hacen las galerías? Efectivamente, el objetivo del mercado de un artista creado por un galerista es subir sus precios, aunque según estipula el sistema de una forma progresiva, analítica y lógica. En definitiva, el galerista tiene el mismo fin que Simchowitz pero con un ritmo más lento.
A Simchowitz el New York Times le describió como “el Satán de los Patronos del Arte” y Sarah Thornton en una mesa redonda con él presente le describió diciendo que “en términos de estilo y de política sustantiva Stefan es nuestro Donald Trump del mundo del arte. Es un entorpecedor antisistema con una afinidad por los medios de comunicación”. A lo que Simchowitz contestó con humor: “Yo voto por Hillary “.

Continua leyendo en… https://okdiario.com/opinion/2017/01/20que-simchowitz-esta-dando-tanto-que-hablar-mundo-del-arte-681668

 

 

POR QUE UN RECOGEDOR Y UNA PIEDRA ES ARTE

Cada año durante la feria de ARCO los informativos buscando polémica, o por falta de conocimientos sobre arte, hablan principalmente del vaso medio lleno que se ha vendido por 20.000 euros o del recogedor con una piedra que se ha vendido por 3.000 euros. Pocas veces hablan de las nuevas propuestas o de las obras maestras que se presentan en la feria. A los medios, y a la masa en general, les gusta ver cómo se ha vendido la piedra y el recogedor. Esto hace que la gente siga sin entender el arte y, sobre todo, que no despierte su interés.

La piedra y el recogedor y el vaso medio lleno es arte conceptual. El arte conceptual no es para todo el mundo, es un paso superior dentro del coleccionismo. Es como los amantes de la opera, sólo unos pocos pueden apreciar realmente las seis horas de una opera de Wagner. Siempre es más fácil empezar por la opera ‘Carmen’ de Bizet, al igual que por una pintura que nos llama la atención por su estética. ¿Que es la estética? La mejor definición de la estética que he leído es la de los filósofos americanos Monroe Beardsley y John Hospers: “La estética es la ciencia que estudia el conocimiento sensible, el que adquirimos a través de los sentidos.” Se podría decir que la estética es la ciencia de los sentimientos. Y el arte, especialmente el arte contemporáneo, lo que pretende es provocarlos. ¿Es el arte conceptual estético? Puede serlo, sin embargo no suele ser su premisa. El arte conceptual es mirar una obra con la mente, no con los ojos. La conceptualización de la obra es más importante que el objeto o su representación. Es decir, el arte y el mensaje está en la idea de la obra, no en cómo está representada.

 

Continua leyendo en…

https://okdiario.com/opinion/2016/11/03/que-recogedor-piedra-arte-496691

LAS MAYORES VENTAS EN EL MUNDO DEL ARTE

En el año 1999, la obra del alemán Gerard Richter ‘Äbstraktes Bild’ (1986) se vendió en Sothebys por 607.500 dólares. La misma obra se vendió el pasado año por 46 millones de dólares. En 16 años el valor se ha multiplicado 76 veces.

Richter es el artista vivo europeo con el mayor récord en subasta. El líder de la lista es el norteamericano Jeff Koons. Su escultura de 10 metros ‘Orange Ballon Dog'(1994-2000) alcanzó los 58,4 millones de dólares en el año 2013.

Sothebys y Christies son las dos salas de subasta que mueven la mayor cantidad de obras modernas y contemporáneas al año. Hay que hacer una distinción entre artistas vivos y artistas muertos. Los récords que se consiguen con artistas vivos están basados en la originalidad de la obra pero también tienen un importante componente de inversión. Jeff Koons es un gran artista, pocos entendidos discuten su talento, sin embargo 58 millones es una cifra irreal para un artista vivo y detrás de esa cifra no hay solo coleccionistas sino galeristas interesados en que Koons alcance estos precios. Esto no es un fenómeno nuevo, desde siempre ha ocurrido. Rembrandt en el siglo XVII era conocido por ir a subastas donde había obras suyas y pujar para subir sus precios.
En el arte contemporáneo, cuando la obra de un artista joven sube mucho en poco tiempo, ello no constituye necesariamente un factor positivo, ya que es necesario para su correcta evolución que la demanda de su obra se mantenga. Las subidas en flecha muchas veces tienen un origen artificial y con frecuencia se desinflan. Un artista que sube progresivamente tiene un mercado mas lógico y ordenado. Sin embargo, una vez que un artista llega a la categoría de estrella como Richter o Koons el precio de una obra icónica lo pone el mayor postor, ya sea inflado por su propio galerista o su mejor coleccionista.

 

Continua Leyendo en ….

https://okdiario.com/opinion/2016/10/07/mayores-ventas-mundo-del-arte-437304