EL ARTE DE VENDER ARTE

Todo ser humano es un vendedor. La venta comienza en nuestro nacimiento, es la primera habilidad que aprende un niño. Entonces ya sabe que con una sonrisa conseguirá un abrazo. Más tarde, según va creciendo, con una buena nota en el colegio conseguirá una bicicleta nueva; Un buen trabajo se conseguirá en la entrevista donde habló de sus buenas cualidades; una pareja que consiguió tras vender su marca personal…etc. De una forma eficaz el arte de vender resume el viaje de la vida. Lo que somos y adquirimos en la vida es el resultado de una venta y por ello el saber vender bien es una de las habilidades más importantes que podemos adquirir.

Estas habilidades de venta que utilizamos en la vida diaria se pueden aplicar en el lugar de trabajo, vendiendo no solamente la marca personal de uno mismo, sino la marca de un producto. Como cualquier disciplina, la venta es un arte que requiere práctica para su mejora. Al igual que otros talentos y habilidades que se perfeccionan con el tiempo, la venta de arte requiere años de entrenamiento y experiencia de mercado junto con habilidades que lleven a dominar la acción de venta en este campo.

La base en la venta del arte es la confianza. Independientemente de tener un profundo conocimiento del mercado, la confianza que un cliente deposita en un vendedor es el elemento más valioso y a la vez más difícil de conseguir. La confianza puede tardar años en construirse y en ocasiones con un solo error se disuelve. Por experiencia propia, la mayor confianza es la que valida el éxito. En cada compra el objetivo es aunar la estética con el poder adquisitivo y con ambos componentes tratar de conseguir la mejor obra posible. La validez de la compra se muestra con la evolución de la obra en el mercado y la subida de valor de esta.

 

Continua leyendo en..https://okdiario.com/cultura/2017/05/05/arte-vender-arte-967949

EL DAÑO DE LA POLITICA EN EL ARTE

El arte ha sido utilizado como propaganda política desde siempre. Esta propaganda influencia a la sociedad, marcando cambios, en algunas obras de una forma positiva haciendo que el ciudadano esté más al tanto de su responsabilidad ante la sociedad. Los pósters de propaganda política se han convertido en iconos de la historia del arte. El arte cambia opiniones, habla de corrupción y de derechos humanos, de la distribución de la pobreza y de la riqueza. Por el gran peso que tiene a nivel político y social a través de toda la historia, varias obras de arte han sido destruidas. Ningún régimen político ha destruido tantas obras como el nazi.
Adolf Hitler antes de ser un tirano intentó ser pintor a pesar de ser rechazado en dos ocasiones por la Academia de Bellas Artes de Viena. Qué gran ironía que tuviera interés por el arte cuando los nazis destruyeron a miles de artistas y millones de obras de la época. En el año 1944 se creó la ‘Lista Gottbegnadeten’, 36 paginas con nombres no solamente de pintores y escultores sino también de compositores, arquitectos, actores y cantantes. Aquellos perseguidos debían trabajar bajo el yugo del régimen nacionalsocialista representando su propaganda. Los que no lo hicieron fueron aniquilados. El arte creado durante el Tercer Reich fue una respuesta antisemítica, donde las obras que se podían realizar eran meramente de cánones y estética que emulaban las obras de la antigua Roma y Grecia. Ambas corrientes estaban consideradas como “no contaminadas” por los judíos. El arte que poseyera cualquier connotación judía era considerado depravado, degenerado y corrupto.

Continua leyendo en… https://okdiario.com/opinion/2016/12/16/dano-politica-arte-605506

POR QUE UN RECOGEDOR Y UNA PIEDRA ES ARTE

Cada año durante la feria de ARCO los informativos buscando polémica, o por falta de conocimientos sobre arte, hablan principalmente del vaso medio lleno que se ha vendido por 20.000 euros o del recogedor con una piedra que se ha vendido por 3.000 euros. Pocas veces hablan de las nuevas propuestas o de las obras maestras que se presentan en la feria. A los medios, y a la masa en general, les gusta ver cómo se ha vendido la piedra y el recogedor. Esto hace que la gente siga sin entender el arte y, sobre todo, que no despierte su interés.

La piedra y el recogedor y el vaso medio lleno es arte conceptual. El arte conceptual no es para todo el mundo, es un paso superior dentro del coleccionismo. Es como los amantes de la opera, sólo unos pocos pueden apreciar realmente las seis horas de una opera de Wagner. Siempre es más fácil empezar por la opera ‘Carmen’ de Bizet, al igual que por una pintura que nos llama la atención por su estética. ¿Que es la estética? La mejor definición de la estética que he leído es la de los filósofos americanos Monroe Beardsley y John Hospers: “La estética es la ciencia que estudia el conocimiento sensible, el que adquirimos a través de los sentidos.” Se podría decir que la estética es la ciencia de los sentimientos. Y el arte, especialmente el arte contemporáneo, lo que pretende es provocarlos. ¿Es el arte conceptual estético? Puede serlo, sin embargo no suele ser su premisa. El arte conceptual es mirar una obra con la mente, no con los ojos. La conceptualización de la obra es más importante que el objeto o su representación. Es decir, el arte y el mensaje está en la idea de la obra, no en cómo está representada.

 

Continua leyendo en…

https://okdiario.com/opinion/2016/11/03/que-recogedor-piedra-arte-496691