LOS RECORDS ESTAN PARA BATIRLOS

Diez minutos. Solamente se pujó durante diez minutos, es todo lo que hizo falta para batir el récord de la obra de arte más cara de la historia. En una trepidante lucha de ofertas, finalmente el japonés Yusaka Maezawa, de tan solo 41 años, desembolsó la friolera de 110.487.500 dólares americanos por la obra del artista contemporáneo, discípulo del mismísimo Andy Warhol, Jean Michel Basquiat. Una de las ventas más destacadas de la historia, en una subasta con figuras míticas del arte contemporáneo, como Raushenberg, Lichtenstein o Richter que culmina con un resultado final de 319 millones de dólares aproximadamente.

Untitled, de 1982 (la obra puesta a subasta) es una incomparable obra de arte realizada por el más que célebre Jean-Michel Basquiat. Su fuerte dinamismo declara la llegada a la maestría de un artista, por aquel entonces bastante desconocido, pero que transformaría la manera de entender la pintura contemporánea para siempre. En un torrente explosivo de vigor gestual, Untitled encarna la indomable fuerza de Basquiat como artista y su declaración de estilo de creación insurgente en una consagración hacia el mundo, al color y las marcas que sacudieron el downtown de Manhattan en los principios de los 80 e inauguraron un retorno radical hacia la figuración en la pintura.

 

Continuar leyendo en… https://okdiario.com/cultura/2017/05/20/records-estan-batidos-1005536utm_source=sharebuttons&utm_medium=mashshare&utm_campaign=mashshare