LO QUE ART BASEL HA DEJADO

La feria de Arte Moderno y Contemporáneo, Art Basel acaba de celebrar su cuadragésima octava edición. Este año, la feria ha tenido una de las valoraciones más positivas de su historia. Las razones son varias: el gran volumen de ventas, la presentación por parte de relevante galerías de obras de importancia histórica y calidad de museo, mas de 4,000 artistas representados y mas de 100,000 visitantes en una semana.

En la feria tenemos datos curiosos como los 116 Jet privados que llegaron a Basel el martes, frente a los 98 que llegaron en el 2016 en toda la semana. O los 3.4,00,000,000 que fue contabilizado como el valor del seguro total de las obras de arte que se exhibieron.

Lo cierto es que esta edición realmente se puede calificar como un éxito rotundo, puesto que antes de que el preview del primer día hubiese terminado, alguno de los dealers que asistieron en nombre de sus clientes ya habían hecho compras y ventas por valor de algunas decenas de millones de dólares, cifras que otras ferias del mismo tipo solo sueñan con alcanzar. Las obras importantes, se compran en su gran mayoría el primer o segundo día. Dealers que se mueven en nombre de alguno de los coleccionistas con más poderío dentro del mundo del arte, procedentes de Estados Unidos, Europa Occidental y cada vez con más frecuencia, fuerza e influencia, de Asia, concretamente de China.