ENTREVISTA A EDUARDO CONSTANTINI

Eduardo Constantini es un empresario argentino enfocado en el mercado inmobiliario y financiero. Además del fundador y presidente del museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) El pasado Febrero fue uno de los coleccionistas Latinos premiados por la fundación Arco. Su colección de arte latinoamericano es de las mejores del mundo. Entre sus últimas adquisiciones se encuentra “El Baile de Tehuantepec” de Diego Rivera adquirida por 15,7 millones de dólares.

 

¿Cómo empieza tu interés en el arte y cuáles son tus premisas para seleccionar obra?

Mi interés por el arte comienza cuando yo tenía mis 20 monedas y veinte y poquitos años. Entre en una galería de arte, vi una obra y a partir de ahí empezó mi interés. Esa obra no la pude comprar porque no me alcanzaba el dinero, pero compre otras obras que me podía permitir y a partir de ahí nunca más deje el arte. Al principio esporádicamente y después ya se hizo una rutina en mi vida.

Yo colecciono básicamente arte latinoamericano. Ese es mi foco en la colección. En el año 2001 funde Malba (Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires) de manera que mi mirada es una mirada histórica. Por un lado, la colección arranca con el modernismo Latinoamericano y lo que intento es comprar las mejores obras de los artistas más representativos latinoamericanos. El fuerte de la colección es el periodo moderno, pero luego abre al periodo contemporáneo, post contemporáneo, y por supuesto que cuanto más nos acercamos al presente, se diversifica más el abanico de artistas por lo que también es más difícil comprar y de ahí la selección será validada por el tiempo. Siempre las piezas tienen que ser piezas que, a mi criterio, aunque también soy asesorado sean piezas de museo.

 

Continuar leyendo en…

https://okdiario.com/cultura/2017/05/26/eduardo-constantini-empece-coleccionar-arte-20-monedas-bolsillo-1025584?utm_source=sharebuttons&utm_medium=mashshare&utm_campaign=mashshare

EL PINTOR ESPAÑOL, MAILLO

Las obras de Maillo son una buena inversión por menos de 6.000 euros. Una inversión de presente pero, sobre todo, de cara al futuro. Un joven que hace del talento gran parte de su ADN. Oriundo de Getafe, tiene 32 años. Es licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid y está representado por la Galería Ponce+Robles en la capital de España. Sus obras ya se encuentran en colecciones de China, Francia, Colom­bia, Perú, México, Brasil, Suiza o Alemania.

1. ¿Cuáles son tus comienzos después de graduarte en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid?
Soy seleccionado por Virginia Torrente para participar en la primera edición de Intransit, donde algunos alumnos recién licenciados entramos en contacto por primera vez con críticos, comisarios, galeristas y demás agentes de la escena artística para desarrollar una exposición en formato de laboratorio de intercambio de ideas. Antes de esto también fui seleccionado por el departamento de pintura para participar en el stand de la Universidad Complutense en una feria. Ahí realice mis primeras ventas, vendí todo un montaje de obras de pequeño formato. Meses después de esto, conozco a mi galerista José Robles y acordamos una exposición individual que tenemos que aplazar ya que Juan Ugalde me selecciona para participar en la exposición institucional A Vueltas con la Maldita Pintura en el Museo ICO.
¿Cuáles son tus referencias históricas y con que artistas te sientes mas identificado?
George Condo, Jonathan Lasker, Philip Guston, David Salle, son mis pintores de cabecera. Sin olvidar a Basquiat, Twombly, Tapies, Picasso, Goya o Velázquez, referencias básicas. Pero me siento muy identificado y atraído con la manera que tenia Picabia de entender la pintura. Otros pintores mas actuales con los que mi obra puede dialogar más y que sigo por redes son: Trudi Benson, Paulo Nimer Pjota o Josh Reames.
Tu fuente de inspiración son los cómics, la música y las series de televisión. Bebiendo así de la brecha entre baja y alta cultura, ¿qué quieres trasmitir?
Quiero transmitir la complejidad de vivir hoy en un mundo a toda hostia para el cual no estamos preparados, donde la capacidad de discernimiento de una realidad que no llegamos a entender está desbordada… No sabemos muy bien como nos afecta. ¿Cómo nos hacemos a nosotros mismos? ¿Son impuestas nuestras necesidades o propias? Yo me agarro a la cultura, entendido ésta como una red de referencias, conexiones y conversaciones. Pongo eso en el lienzo a modo de mapa conceptual, de campo de batalla. Líneas y manchas se superponen en un dialogo delirante fluyendo orgánicamente, espejo del propio mundo… Aprendiendo, desaprendiendo, progresando y regresando. Quizás todo esto transmita miedo o ansiedad, pero también mucho esplendor y yo fluyo ahí, en esa imagen verdadera del mundo que ya no entiende la exclusividad aristocrática del gusto.

Continua leyendo en…https://okdiario.com/opinion/2017/03/04/maillo-pinta-futuro-artistico-espana-798331