LOS RECORDS ESTAN PARA BATIRLOS

Diez minutos. Solamente se pujó durante diez minutos, es todo lo que hizo falta para batir el récord de la obra de arte más cara de la historia. En una trepidante lucha de ofertas, finalmente el japonés Yusaka Maezawa, de tan solo 41 años, desembolsó la friolera de 110.487.500 dólares americanos por la obra del artista contemporáneo, discípulo del mismísimo Andy Warhol, Jean Michel Basquiat. Una de las ventas más destacadas de la historia, en una subasta con figuras míticas del arte contemporáneo, como Raushenberg, Lichtenstein o Richter que culmina con un resultado final de 319 millones de dólares aproximadamente.

Untitled, de 1982 (la obra puesta a subasta) es una incomparable obra de arte realizada por el más que célebre Jean-Michel Basquiat. Su fuerte dinamismo declara la llegada a la maestría de un artista, por aquel entonces bastante desconocido, pero que transformaría la manera de entender la pintura contemporánea para siempre. En un torrente explosivo de vigor gestual, Untitled encarna la indomable fuerza de Basquiat como artista y su declaración de estilo de creación insurgente en una consagración hacia el mundo, al color y las marcas que sacudieron el downtown de Manhattan en los principios de los 80 e inauguraron un retorno radical hacia la figuración en la pintura.

 

Continuar leyendo en… https://okdiario.com/cultura/2017/05/20/records-estan-batidos-1005536utm_source=sharebuttons&utm_medium=mashshare&utm_campaign=mashshare

LAS MAYORES VENTAS EN EL MUNDO DEL ARTE

En el año 1999, la obra del alemán Gerard Richter ‘Äbstraktes Bild’ (1986) se vendió en Sothebys por 607.500 dólares. La misma obra se vendió el pasado año por 46 millones de dólares. En 16 años el valor se ha multiplicado 76 veces.

Richter es el artista vivo europeo con el mayor récord en subasta. El líder de la lista es el norteamericano Jeff Koons. Su escultura de 10 metros ‘Orange Ballon Dog'(1994-2000) alcanzó los 58,4 millones de dólares en el año 2013.

Sothebys y Christies son las dos salas de subasta que mueven la mayor cantidad de obras modernas y contemporáneas al año. Hay que hacer una distinción entre artistas vivos y artistas muertos. Los récords que se consiguen con artistas vivos están basados en la originalidad de la obra pero también tienen un importante componente de inversión. Jeff Koons es un gran artista, pocos entendidos discuten su talento, sin embargo 58 millones es una cifra irreal para un artista vivo y detrás de esa cifra no hay solo coleccionistas sino galeristas interesados en que Koons alcance estos precios. Esto no es un fenómeno nuevo, desde siempre ha ocurrido. Rembrandt en el siglo XVII era conocido por ir a subastas donde había obras suyas y pujar para subir sus precios.
En el arte contemporáneo, cuando la obra de un artista joven sube mucho en poco tiempo, ello no constituye necesariamente un factor positivo, ya que es necesario para su correcta evolución que la demanda de su obra se mantenga. Las subidas en flecha muchas veces tienen un origen artificial y con frecuencia se desinflan. Un artista que sube progresivamente tiene un mercado mas lógico y ordenado. Sin embargo, una vez que un artista llega a la categoría de estrella como Richter o Koons el precio de una obra icónica lo pone el mayor postor, ya sea inflado por su propio galerista o su mejor coleccionista.

 

Continua Leyendo en ….

https://okdiario.com/opinion/2016/10/07/mayores-ventas-mundo-del-arte-437304